fbpx

A qué nos referimos cuando hablamos de intermediación inmobiliaria

A qué nos referimos cuando hablamos de intermediación inmobiliaria

El sector del inmueble tiene muchas vertientes y especialidades, ya que es un negocio al que pertenecen diferentes profesionales con papeles muy diversos dentro de la compra, la venta, la construcción o las reformas. La intermediación inmobiliaria es una de estas especialidades pero, ¿sabes a qué nos referimos cuándo hablamos de intermediación inmobiliaria?

La intermediación inmobiliaria: qué es

En la actualidad, las nuevas tecnologías han democratizado multitud de funciones del sector inmobiliario, entre las que  está la búsqueda individual de viviendas disponibles y todo tipo de inmuebles a través de internet. Aunque realizar esto es muchísimo más sencillo hoy en día, todavía existen muchas personas que acuden a una persona o agencia que medie en la relación comprador – vendedor, lo que conocemos como intermediación inmobiliaria.

La intermediación inmobiliaria es el servicio prestado por profesionales del sector de la vivienda, expertos en sus procedimientos y portadores de la trayectoria necesaria para asesorar a compradores y vendedores.

Resulta fundamental regular la relación que se genera entre el agente inmobiliario y el vendedor, ya que su vínculo se crea alrededor de una operación con un gran desembolso económico y el agente inmobiliario puede llegar a generar grandes beneficios sobre sus honorarios.

Los contratos en la intermediación inmobiliaria

Para que las relaciones profesionales y económicas sean precisas en el proceso de intermediación inmobiliaria se formalizan ciertos contratos, detallando el tipo de relación que existirá entre el agente inmobiliario y el vendedor.

Este contrato se enfoca habitualmente a las funciones y responsabilidades del agente que se fundamentan en la búsqueda y facilitación de la localización de un potencial comprador, proceso realizado por encargo de la persona que desea vender su vivienda.

Cuando se trata de la intermediación inmobiliaria siempre se habla en términos de asesoría, apoyo, mediación y facilitación, pero en ningún caso el agente inmobiliario será representante legal del vendedor ni tendrá la potestad de cerrar compraventas en su nombre.

Los honorarios en la intermediación inmobiliaria

Esta labor de acercamiento entre potenciales compradores y el vendedor del inmueble requiere de ciertas técnicas y conocimientos específicos que aporta el agente inmobiliario, por lo cobrará unos honorarios.

El trabajo de los especialistas en este sector es bastante complejo y, aunque en ocasiones se pueda cuestionar si se debe cobrar por ello o hasta qué cantidades, lo cierto es que sus funciones son bastante complicadas por la volatilidad del mercado y los incesantes cambios de comportamiento entre clientes o vendedores a lo largo del proceso de intermediación inmobiliaria.

Para que se respeten los honorarios siempre se deben realizar los contratos pertinentes y dejar el rastro de pruebas que determinan el trabajo del agente inmobiliario en todo el proceso, ya que el trabajo de los especialistas es perfectamente demostrable.

Los contratos de intermediación inmobiliaria suelen incluir principalmente los apartados definitorios de quién realiza el encargo, qué tipo de encargo es, cuál es el bien inmobiliario sobre el que se realiza, qué precio aproximado desea recibir el cliente, qué retribución tendrán los servicios de intermediación inmobiliaria y en ocasiones, el contrato de arras.

Qué es un lead inmobiliario

Qué es un lead inmobiliario

El universo inmobiliario también cuenta con términos especializados en los aspectos relacionados con el marketing, las comunicaciones o las relaciones comerciales y el concepto de lead inmobiliario es uno de ellos.

Se conoce como lead al primer paso para ejecutar una venta, ya que es una forma de conseguir los datos de un cliente. En el caso del sector de la construcción, un lead inmobiliario se traduce en una forma alternativa para interactuar con posibles compradores y vendedores.

Qué es un lead y en qué consiste

Para comprender el concepto de lead inmobiliario lo primero será definir el término de forma aislada y precisa, así que empecemos por concretar que esta palabra es un acrónimo ingles cuyo significado literal es “adelantar”. El objetivo principal es el de obtener datos de futuros clientes mediante un registro o inscripción, como el uso de un formulario o una suscripción a una base de datos.

La técnica más habitual es la búsqueda y registro de clientes en páginas web, ofreciendo algunos servicios con un valor añadido como ebooks gratuitos, descuentos u obtención de información actualizada a través de newsletter.

Es importante destacar que un lead tiene como propósito la adquisición de información útil de posibles clientes, así que la generación de contenidos o la elaboración de artículos y descuentos especiales no será efectiva sin un sistema de registro web.

El sector del ladrillo: lead inmobiliario

El sector de la vivienda ha cambiado mucho a lo largo del tiempo y como consecuencia, el consumidor inmobiliario actual tiene características diferentes al de hace unos años y utiliza otros métodos para conseguir información.

La evolución de internet y los servicios web ofrecen a los usuarios infinitas posibilidades sin necesidad de moverse de casa, así que donde antes los posibles compradores visualizaban carteles a pie de calle hoy simplemente acceden a diferentes portales especializados en la compra – venta de inmuebles.

Esta nueva corriente acaba con los sistemas tradicionales de captación de clientes pero da otro tipo de oportunidades a las técnicas de lead inmobiliario, ya que la necesidad de registro web es más importante que nunca. Los clientes proporcionarán sus datos con una mayor facilidad y el flujo de información será más efectivo.

Los diferentes tipos de lead inmobiliario

Como el lead inmobiliario es un proceso que pasa por diferentes fases de captación y registro por parte de profesionales y potenciales clientes, se pueden encontrar diferentes clases de leads:

Un lead normal es la obtención de datos básicos como el correo electrónico, nombre y teléfono. Una fase muy inicial en la venta.

Si hablamos de un lead cualificado nos referimos en cambio a la obtención de información más detallada como nombre, correo, edad, sexo, lugar de nacimiento, lugar de residencia y tipo de producto deseado. Este tipo de datos proporcionan la posibilidad de enviar ofertas personalizadas.

Otro método es el lead de venta específica que se diferencia del anterior por una mayor especificación de los datos del producto deseado: tipo de inmueble, tamaño o presupuesto.

La calidad del lead inmobiliario siempre dependerá del uso que se dará y del vínculo que facilite con el cliente potencial, y es posible que se vaya evolucionando y se obtengan datos más específicos en diferentes fases del proceso de compra.