Crowdfunding inmobiliario: Una vía excelente para afrontar nuevos proyectos

Crowdfunding inmobiliario: Una vía excelente para afrontar nuevos proyectos

Desde hace algunos años las plataformas de crowdfunding están muy de moda y se han ido extendiendo por diversos sectores necesitados de nuevos métodos de financiación hasta llegar al crowdfunding inmobiliario.

Cómo funciona el crowdfunding inmobiliario

Las pretensiones de los inversores siempre pasan por gastar la menor cantidad de dinero posible obteniendo la mayor de las rentabilidades, ya sea poniendo una propiedad en alquiler, a la venta tras una reforma o en un momento en el que su valor se incremente.

Este modelo de vio algo afectado en épocas de crisis ya que el mercado se volvió inestable y las previsiones dejaron de estar tan claras para los empresarios acostumbrados al sector del ladrillo. Fue entonces cuando se empezaron a instaurar las plataformas de crowdfunding inmobiliario y permitieron a los usuarios meter su dinero en un fondo común para obtener un inmueble y repartirse en el futuro los beneficios obtenidos según la cantidad invertida por cada participante o microinversor.

Esto cambiaba el mercado y trasladaba aquellos grandes inversores estratégicos a un segundo plano, popularizando la posibilidad de invertir en el mercado de la vivienda para cualquier usuario medio con algo de pericia y una buena conexión a internet.

Las plataformas de crowdfunding inmobiliario habitualmente proponen una cifra mínima de inversión que puede rondar los 100 euros, y su funcionamiento a partir de ahí es tan sencillo que democratiza profundamente el sector de la vivienda.

Los protocolos de las plataformas de crowdfunding inmobiliario son asombrosamente sencillos y se presentan en formatos muy intuitivos para el uso de cualquier usuario medio, de forma que han conseguido atraer a los profesionales del sector ya expertos en el tema pero también a muchos particulares. Los expertos que ya se dedicaban a estas labores antes de la inclusión de este nuevo modelo de negocio se han adaptado muy favorablemente a este formato, y sin lugar a dudas han sido los primeros en formar parte de la evolución.

Invertir en crowdfunding inmobiliario y obtener beneficios

El crowdfunding inmobiliario tiene diferentes facetas y ventajas afectando no solo al sector de la vivienda o la construcción, también consolidando las bases de la nueva economía colaborativa.

Detrás de la sencilla propuesta de una plataforma de inversión inmobiliaria que proporciona beneficios a los usuarios más variopintos de forma muy intuitiva existen grupos de trabajadores creativos ideando esta maquinaria, estudiando meticulosamente las necesidades de las personas y analizando las novedades del mercado inmobiliario para mejorar sus servicios y consagrar el crowdfunding inmobiliario en el mercado actual.

Las plataformas de crowdfunding inmobiliario han sido diseñadas y elaboradas para que los usuarios medios se encuentren orientados en este tipo de mercado aunque sea desconocido para ellos, por eso se detallan características cómo la información de los inmuebles, fotografías de las propiedades o los precios de las viviendas y facilitan la búsqueda del inmueble ideal para cada pequeño inversor.

Esta es una nueva y revolucionaria manera de invertir en el sector, una forma de visualizar la economía algo diferente y una excelente forma de afrontar los nuevos proyectos del sector de la construcción.

¿Qué son los honorarios inmobiliarios compartidos?

¿Qué son los honorarios inmobiliarios compartidos?

A la hora de poner a la venta una propiedad puede tranquilizar la contratación de servicios profesionales y asesoría inmobiliaria para llevar a cabo de la mejor manera este proceso, pero también puede levantar ciertas dudas en relación a la organización, la repartición de honorarios o las cuestiones contractuales.

Es necesario comprender y tener claras ciertas claves para llevar a cabo las operaciones inmobiliarias de la forma más correcta posible, repartiendo los honorarios de forma justa y negociando las mejores opciones. Algunos puntos deben quedar claros desde el principio y ciertos documentos o contratos deben realizarse al inicio de la relación entre el cliente y la inmobiliaria.

La autorización para el cobro de los honorarios al comprador: los honorarios compartidos

Existen diferentes métodos para cubrir los honorarios inmobiliarios según la zona, la compañía o los acuerdos internos. Uno de los métodos, aunque no el más habitual, es compartir el coste del importe entre el comprador y el vendedor para que la carga sea equitativa y no recaiga en un solo usuario. Si se opta por esta opción se debe detallar por escrito desde un momento inicial y se debe firmar la autorización para desarrollar el proceso de esta manera.

En algunos casos la opción de los honorarios inmobiliarios compartidos puede ser un acierto, de manera que todas las partes involucradas en el proceso pongan de su parte y se equilibre el cierre de la compra venta.

La definición del importe, otro punto a definir sobre los honorarios

Igual de importante que aclarar si se va a utilizar el sistema de los honorarios inmobiliarios compartidos será cerrar cuál va a ser el importe o la manera que se tendrá de calcularlo. Los honorarios vienen definidos muy habitualmente por un porcentaje sobre el precio final de compra, como una comisión. Que no sea una cantidad fija definida y resulte dependiente de la negociación final no es excluyente de ser fijada por escrito, así que conviene atar desde el principio ya sea el importe fijado o el tanto por ciento a percibir.

Los servicios que se contratan, expuestos con claridad desde el inicio

Para trabajar sobre seguro y que el vínculo entre los agentes inmobiliarios con los clientes sea lo más efectivo posible se deben aclarar y enumerar los servicios específicos contratados por parte del vendedor a la agencia. De esta manera la agencia inmobiliaria tendrá puntualizado su compromiso y quedará clara la relación entre los honorarios y el trabajo realizado.

Reflejado en el acuerdo debe quedar cada compromiso propuesto: plan de difusión, la mediación de compradores y vendedores, la asesoría inmobiliaria o la gestión de trámites contractuales.

Sin olvidar el plan de marketing

Un punto muy importante de las relaciones inmobiliarias es el plan de marketing y es muy común que el grueso del trabajo de los profesionales del sector radique en la calidad de este plan. Dado el peso de esta parte del proceso, es vital que los vendedores traten desde el principio este tema con los agentes inmobiliarios y puedan evaluar cuál será la estrategia para llevarlo a cabo y justificar los honorarios propuestos.