Enfocarse en las necesidades de los clientes para encontrar soluciones

Enfocarse en las necesidades de los clientes para encontrar soluciones

Cuando la situación del sistema cambia, como ha sido el caso de la crisis sanitaria que estamos viviendo, hay que estar enfocados en conocer los cambios que se han producido en las necesidades de nuestros clientes y qué soluciones podemos dar a nuevos problemas que surgen. 

Cómo detectar necesidades

Antes de lanzar un producto o un servicio se hace necesario cerciorarse de qué necesita un cliente. Entender sus necesidades nos ayudará a encontrar la solución adecuada. Cuando consigamos entender lo que les hace falta y nos pongamos en su lugar, podremos encontrar la solución adecuada para cada uno de ellos. 

Las necesidades de los clientes van normalmente relacionadas con sus miedos y problemas. Por ello, debemos entender cuáles son estos y pensar en cómo nos sentiríamos nosotros con el fin de ofrecerle la mejor solución.

A pesar de vivir en una era en la que la tecnología premia, y en la que se habla de la digitalización de todo para facilitar las transacciones con el cliente, lo cierto es que hay otras prioridades con respecto a las personas que se deben aplicar. ¿Cuáles?

  • Es importante centrarse en lo importante: atender a las personas que realmente quieran comprar. Seguro que tu experiencia y tu instinto te dicen cuáles son. 
  • Es importante crear una estrategia para atraer clientes potenciales.
  • Motivación para ayudar a los clientes, no verlos solo como ‘compradores’. 
  • Crear un método para realizar las tareas más tediosas, como llamar, informar, etc. 
  • Escuchar más bien que hablar. 

El cliente debe sentirnos como alguien cercano. 

Aun así, una vez que sigamos estos pasos con el fin de atraer clientes, automatizar nuestro negocio basándonos en las necesidades de ellos, así como en las prioridades del negocio, es necesario. 

¿Cómo hacerlo?

  • A través de anuncios en Google Ads. Si quieres que tu negocio inmobiliario destaque del resto, los anuncios de Google son ideales, ya que posicionan tu empresa en los primeros puestos, de modo que sea lo primero que vean los usuarios. 
  • Promociones redes sociales. Las redes sociales hacen que corra todo como la pólvora, son perfectas para anunciar nuevos productos, promociones y atraer seguidores. 
  • Publicidad. Portales del sector que tengan autoridad en la red son el lugar perfecto en el que publicitar tu negocio. 
  • Email marketing. Las promociones enviadas vía email, siguen siendo un buen recurso para aumentar ventas. 
  • Página web. Este posiblemente sea uno de los puntos más importantes. Tu web debe decir quién eres, lo que vendes y sobre todo, debe tener imágenes de calidad que muestren tu producto de la mejor manera. 

Recuerda que las necesidades de los clientes son las que marcan el ritmo de tu negocio, y que en base a ellas, debes marcar las prioridades para encontrar las soluciones más adecuadas. Y si necesitas ayuda para poner en práctica alguno de estos pasos, no dudes en hablar con nosotros. 

Qué buscan en una vivienda los futuros compradores

Qué buscan en una vivienda los futuros compradores

El coronavirus ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida, incluidas las necesidades en el hogar. Es posible que antes tan solo buscáramos cierto número de metros cuadrados o un pequeño balcón. Estar confinados y pasar mucho tiempo en casa nos ha permitido ver las carencias de nuestro hogar. 

Han sido muchos los que han decidido comprar una nueva vivienda y deshacerse de la suya con el fin de conseguir los nuevos requisitos. ¿Realmente el coronavirus nos ha llevado a tener nuevas necesidades?

Todo parece indicar que sí. Diversas encuestas demuestran que más de un 70 % de los españoles encuestados desean tener un jardín o una terraza, y mucho mejor si es un ático donde no tener vecinos arriba, aunque también se conformarían con un bajo si tiene jardín privado. 

También se buscan cocinas y salones más amplios y una habitación extra separada de estas estancias para trabajar relajadamente y en silencia. 

Por otro lado, un 35 % de los encuestados aseguran que cambiarían la ubicación de la vivienda yéndose a las afueras de la ciudad o incluso a un municipio cercano. Los que viven de alquiler son los que más se decantan por esta opción, ya que el cambio es menos desmesurado que si se trata de una vivienda propia. 

No hay duda de que la crisis sanitaria vivida ha traído una nueva perspectiva a las necesidades de la vivienda. ¿Qué harán las promotoras y constructoras al respecto?

Es muy probable que se construyan viviendas más amplias con terrazas y jardines, aunque intentando mantener un precio que la clase media, prevaleciente en nuestro país, pueda permitirse. 

Se promoverán los espacios multifuncionales que se cierran y abren con paneles móviles, como por ejemplo, incluir un despacho en el salón. 

Aunque ofrecer viviendas con más metros cuadrados puede aumentar el precio, la opción de teletrabajar permite que muchos puedan vivir en las afueras, donde los precios siguen siendo siempre más reducidos que en el centro. 

Todo parecía indicar que la crisis sanitaria traería cambios al sector inmobiliario y así ha sido, especialmente en las operaciones de compra y venta. Ha habido una tendencia a la baja pues muchos han perdido sus puestos de trabajo y no cuentan con ingresos estables que permitan pedir una hipoteca. No obstante, pasadas unas semanas tras el confinamiento, todo parece indicar que se vuelve a los niveles normales. 

En lo que se refiere al alquiler, el parón de actividad no ha sido muy notable, si bien es cierto que muchos propietarios se han visto obligados a hacer cambios. Por ejemplo, se han visto en la necesidad de bajar precios o de alquilar para larga temporada lo que querían aprovechar en verano. 

No hay duda de que la incertidumbre económica y labora ha empujado a la baja el mercado inmobiliario, que poco a poco parece irse recuperando, aunque el futuro de este negocio sigue siendo bastante incierto. 

¿Qué acciones componen un plan de inbound marketing?

¿Qué acciones componen un plan de inbound marketing?

El inbound marketing es una poderosa técnica de conversión que las empresas de todos los sectores ya están siguiendo. Gracias a estas técnicas gran parte de su público objetivo se convierten en clientes reales que además vuelven una vez y otra vez, logrando una gran tribu de compradores fieles.

¿Quieres saber cómo se hace? 

Entonces veamos en qué consiste y cuáles son sus fases:

¿Qué es un plan de inbound marketing? 

El inbound marketing es lo que podríamos llamar un embudo de ventas, recibe ese nombre porque primero nos encargamos de llegar a una gran audiencia, después parte de ese público va pasando por diferentes fases hasta convertirse en compradores. La analogía es muy similar a la que viven los líquidos dentro de un embudo y por eso se le conoce con ese nombre.

Para hacerlo correctamente debemos saber que se compone de 4 fases: 

¿Qué acciones componen un plan de inbound marketing? 

Las 4 fases de un plan de inbound marketing son atracción, conversión, cierre y finalización: 

Atracción

Esta fase consiste en atraer a la mayor cantidad de gente posible hacia nuestro negocio virtual, es decir hacia nuestras redes, nuestro blog o nuestra página web.

En este punto el público es todavía desconocido y tampoco sabe de nosotros. Para la fase de atracción se emplean estrategias de marketing de contenidos, SEO y estrategia de redes sociales. El objetivo es llegar a la mayor cantidad posible de gente con contenido que les resulte atractivo para conseguir el objetivo de esta fase que no es otro que “Atraer”. 

Conversión

La fase de conversión consiste en que el público que hemos atraído nos facilite su contacto, para convertirlos en nuestros suscriptores o añadir sus datos al CRM de la empresa.

En este punto se emplean técnicas como contenidos descargables gratuitos a cambio del correo electrónico de la persona, por ejemplo.

Cursos, E-books, o un tiempo limitado de prueba por un producto o servicio son estrategias de conversión muy poderosas. 

Cierre

Se da cuando el usuario ya nos ha facilitado sus datos y consiste en las técnicas de automatización que gestionarán sus datos para, por ejemplo, enviarle información de interés en el futuro a su correo electrónico o informarle de nuestros próximos lanzamientos, ofertas o descuentos.

Fidelización

La fidelización se da cuando la persona ya se ha convertido en nuestro cliente, y consiste en todas las acciones que implementamos con el objetivo de que esa persona vuelva y además nos recomiende. 

Solicitar su testimonio sobre la experiencia de compra con nosotros, ofrecer descuentos para una próxima compra y mantenerle informado de todas las novedades sobre nuestros productos son algunas técnicas de fidelización. 

Está fase es quizá la más importante, porque conseguir que un cliente te vuelva a comprar una y otra vez consigue mejores ratios en esfuerzo-beneficio, que el estar captando nuevos compradores constantemente. 

Como vemos en la primera fase tendremos a un gran número de personas, que irán siendo menos conforme pasen a las siguientes, de este estrechamiento en la audiencia es de donde viene el nombre de Inbound Marketing, técnicas muy fáciles para conseguir clientes que nos garantizan el éxito si las seguimos correctamente.