fbpx

Está claro que el objetivo principal de todo vendedor inmobiliario es ese, vender, pero no siempre se puede conseguir, hay muchas ventas que salen mal al final o incluso al principio, saber por qué y cómo se puede mejorar para aumentar el porcentaje es absolutamente clave, por ello, hoy vamos a dar una serie de técnicas que son vitales a la hora de convencer a un cliente para comprar una vivienda. Una de las más interesantes es el branding inmobiliario, o sea convencer a un potencial cliente de que la zona en la que se encuentra la residencia es la mejor, después vender la residencia y después nuestra marca, nuestra empresa.

Pero no es lo único que tenemos que tener en cuenta, ya que antes de usar cualquier técnica, lo más importante es escuchar. Si ponemos el oído atento a lo que el cliente nos está diciendo, podremos ofrecerle algo que ni siquiera sabe que está buscando. Una vez comprendido lo que no quieren o lo que creen que buscan, es hora de influenciar, de mostrarles lo que podría ser de su interés para llegar al siguiente punto, el acuerdo, el flechazo hacia una vivienda en una zona en particular. Por último, tendremos que actuar junto con el cliente para buscar las mejores opciones y terminar cerrando el trato.

Trucos y consejos para vender

Uno de los factores principales que tienes que tener en cuenta es la atracción, debes mostrar todo lo atractivo que tiene el lugar y la vivienda en cuestión, para que le cliente se enamore poco a poco. De la misma forma, deberemos mostrar los factores distintivos que tiene la posible venta ¿Qué le hace única? ¿Por qué esta y no otra? ¿Qué le dará al cliente que no puede darle nada más?

Otra de las técnicas más importantes, y muchos pasan por alto, es el factor de necesidad. En una conversación con un cliente, si tú eres la persona que habla más del 60%, vamos mal. La gente está muy acostumbrada a charlatanes, por ello cuanto más escuches, mejor. No solo para mostrar interés en las necesidades del cliente sino para entenderlas, solo así puedes detectar lo que de verdad va a hacer que se decante por comprar.

Del mismo modo, se debe construir una relación de entendimiento, tiene que confiar en ti, a fin de cuentas, va a depositar mucho dinero y gran parte de su vida y su futro en ti, no es un paso fácil, pero tú se lo tienes que poder lo más sencillo posible, cuanta más confianza, mejor irá todo.

Y una vez entablada esa complicidad, deberás mostrar los beneficios que los dos obtendréis, no finjas que simplemente lo haces de forma altruista, es un negocio y ambos ganáis, enséñale lo que él o ella ganará comprando esa vivienda en esa zona determinada y lo que tú obtendrás a cambio, solo de esta manera se crea la conexión necesaria para que confíe plenamente, siendo transparente y tratando el tema con la mayor sinceridad.