Formación enfocada a las necesidades actuales del mercado

Para poder ofrecer un servicio de calidad, desde el sector inmobiliario debemos tener en cuenta qué necesita el cliente en cada momento concreto. Las crisis, la recesión económica, los acontecimientos históricos, etc, influyen en qué preferencias o necesidades puede tener una persona a la hora de comprar, vender o alquilar un inmueble.

En esta situación actual de crisis sanitaria, en la que las personas se han visto obligadas a pasar mucho más tiempo en sus casas, han nacido nuevas necesidades que un buen vendedor y vendedora tienen que tener en cuenta para darles respuesta.

Nuevas necesidades provocadas por el COVID-19:

-Búsqueda de nuevas viviendas más amplias y exteriores, con más luminosidad. Esto es debido a que ahora las viviendas no son sólo el lugar donde descansar y dormir, sino donde teletrabajar, estudiar, incluso realizar ejercicio físico. Por ello, hay una necesidad de una vivienda que nos permita realizar todas esas actividades de la manera más cómoda posible.

-Búsqueda de viviendas con más habitaciones. Al incrementarse las actividades que hacemos dentro de nuestros hogares, se busca la separación de espacios que permita el acondicionamiento de nuestras habitaciones a las nuevas tareas. Por ejemplo, una habitación que sirva de gimnasio en la que guardar material para hacer deporte, o una habitación que pueda hacer el papel de despacho donde poder teletrabajar sin interrupciones.

-Más interés por chalets independientes o adosados frente a pisos. Esto es debido a la búsqueda de un entorno más natural, frente a la masiva edificación de las ciudades. Tras estos meses encerrados en nuestras casas, se ha puesto en valor el poder disponer de espacios naturales a los que salir a pasear, de un entorno más tranquilo y silencioso, alejado del ruido de la ciudad, y espacios menos abarrotados.

-Aumento en la búsqueda de viviendas con jardín y terraza. Además de una mayor amplitud dentro de los hogares, también se buscan viviendas con espacios exteriores de los que poder disfrutar y permitan estar en contacto con la calle sin salir de casa.

Remodelación del sector inmobiliario

Todas estas características hacen que se revaloricen unas viviendas con un tipo de características concretas y caiga el precio de otras, remodelando las tendencias en el sector inmobiliario.

Así, también el sector inmobiliario ha debido renovarse a la hora de dar atención a sus clientes, digitalizando sus procesos de marketing, captación e interacción con los potenciales compradores y vendedores. Las visitas a los inmuebles se realizan de manera virtual y las gestiones se realizan de manera telemática.

Estas nuevas formas de enfocar el funcionamiento del sector inmobiliario permiten un mayor alcance y acelera tiempos, ahorrando desplazamientos y primeras visitas innecesarias, de manera que las personas que quieran ir a ver el inmueble, estén realmente interesadas una vez visto de manera virtual. Esto facilita que muchas más personas tengan acceso a ver el inmueble en un periodo más corto de tiempo. También estas herramientas dan la posibilidad de cerrar la compra, venta o alquiler del inmueble de forma online.