hipoteca verde

En los últimos años se ha venido hablando mucho sobre la hipoteca verde. Esta se refiere un producto financiero en el que se tiene en cuenta la eficiencia energética. De esta manera, se favorece la compra de vivienda eficiente desde el punto de vista energético. Esto se traduce a cuanto mayor es la eficiencia, menor va a ser el interés del préstamo a solicitar.

¿A qué se destina la hipoteca verde?

Este tipo de hipotecas están destinadas a la financiación de la compra de un inmueble con una calificación energética A o B, que son los dos tipos de eficiencia energética más altos. También se contempla la utilización de este producto financiero para la rehabilitación de una vivienda, siempre y cuando se logre una mejora de al menos 30% en su eficiencia. Este tipo de viviendas es lo que la Comisión Europea denomina “viviendas verdes”.

Hipotecas energéticamente eficientes

Hay que tener en cuenta que en Europa se está dando una mayor concienciación medioambiental para luchar contra las emisiones contaminantes, el efecto invernadero o el calentamiento global, por citar algunos de los problemas medioambientales existentes. Como consecuencia, en las ciudades se está prohibiendo la circulación de vehículos en ciertas zonas, así como incentivando la compra de coches eléctricos o híbridos con planes como MOVES y Renove.

Sin embargo, el tráfico rodado no es el único factor contaminante. Hay que tener en cuenta que en el viejo continente el 40% de las emisiones de gases nocivos proceden de las viviendas. De hecho, son las propias casas en las que habitamos las que más energía gastan. Se estima que este consumo asciende entre un 30% y un 40% de energía a nivel mundial.

Es por ello, que desde Europa se estableció, en el año 2018, el Plan de Acción sobre Hipotecas Energéticamente Eficientes (EeMAP ). A este plan se han adherido 37 entidades financieras, así como otras 23 organizaciones (inmobiliarias, tasadoras, administraciones públicas…) con el objetivo de promover las hipotecas verdes. Se estima que gracias a este tipo de hipotecas se logrará reducir 4.000 euros por hogar.

La situación en España

Según la Tasadora Tinsa, el 42% del total de parque de viviendas en España tienen de calificación E y el 37% la G. Y como ya se ha mencionado anteriormente, las viviendas son las que más energía eléctrica consumen. De hecho, en 2018, el 17% de los gases de efecto invernadero tenían origen en la producción de electricidad.

Mediante la hipoteca verde, se intenta incentivar la compra de viviendas sostenibles que ayuden a reducir tanto el gasto de energía (consumo eléctrico) como las emisiones de CO2. Además, tiene la ventaja que para los solicitantes de este tipo de hipotecas les supone un ahorro.

Requisitos para solicitar una hipoteca verde

A continuación, te resumimos las condiciones que se deben cumplir para poder solicitar una hipoteca verde:

  • Estas hipotecas ecológicas o verdes solo se pueden contratar para la adquisición de una vivienda con certificación alta.
  • La calificación de la vivienda debe ser A o B. Si se va a rehabilitar una vivienda esta tiene que tener una mejora de eficiencia energética de un mínimo del 30%.
  • Acreditación de solvencia para la devolución del préstamo.