La importancia de tener vendedores bien formados

La compra, venta o alquiler de una vivienda es, generalmente, la transacción económica más importante que suelen realizar las personas a lo largo de su vida. Para ello, es fundamental que el profesional que le asesore tenga la mejor formación sobre el mercado inmobiliario, para asegurarle la mejor inversión o ganancia posible y ofrecerle, en caso de que quiera comprar, el tipo de vivienda con las características que más se asemejen a lo que usted busca para hacer su hogar.

Crecimiento del sector inmobiliario en las últimas décadas

Tradicionalmente la cultura española fomentaba un mayor arraigo en la vivienda, por lo que el sector inmobiliario estaba más basado en la compra-venta, lo que implica que las personas necesitaran de la figura profesional del agente inmobiliario contadas veces en sus vidas. Los cambios en los estilos de vida están potenciando cada vez más el mercado del alquiler, por lo que el sector inmobiliario está alcanzando su mayor auge, lo que lleva a que los profesionales de esta rama estén cada vez más solicitados.

Esto implica la necesidad de una formación amplia y profesionalizada de los agentes inmobiliarios, que sepan dar respuesta a los requerimientos de los potenciales clientes.

Características y formación de un buen agente inmobiliario

-Uno de las características más apreciada que debe tener un profesional del sector inmobiliario, es transparencia y honestidad. Los futuros compradores o vendedores necesitan que la persona que los asesore les inspire confianza, ya que la compra o venta de un inmueble es un acontecimiento muy importante. Esto implica que los agentes inmobiliarios reciben una amplia formación en valores, de modo que la honestidad sea en todo momento un pilar fundamental en cada operación que se lleve a cabo.

-Una de las principales fuentes a las que recurrimos cuando estamos interesados en adquirir una vivienda, es en internet, ya que muestra todas las posibilidades del mercado de manera cómoda, fácil y accesible. Por ello, una formación crucial hoy en día en este sector, es el manejo de la tecnología.

-Un buen agente inmobiliario debe recibir formación legal, fiscal e hipotecaria, de manera que pueda asesorar a sus clientes en lo que respecta a los trámites legales que sean necesarios, ya que toda compra, venta o alquiler debe hacerse de acuerdo a la legalidad vigente.

-Otra habilidad necesaria, es ser un hábil captador y tener una buena formación en marketing. No sólo es necesario tener buenos profesionales, es fundamental darse a conocer, de manera que puedan llegar a los futuros clientes.

-La capacidad de negociación también es muy importante dentro de este sector, de manera que tanto el futuro comprador como el vendedor, obtengan el mejor trato posible y queden satisfechos con la transacción.

-Junto con la característica anterior, la mediación es otra cualidad muy valiosa. El agente inmobiliario debe trasladar las peticiones de una parte a otra, llegar a acuerdos y cerrar el trato, teniendo en cuenta a las necesidades de ambas partes y transmitiendo la información de la manera más fiel posible.