¿Qué acciones componen un plan de inbound marketing?

El inbound marketing es una poderosa técnica de conversión que las empresas de todos los sectores ya están siguiendo. Gracias a estas técnicas gran parte de su público objetivo se convierten en clientes reales que además vuelven una vez y otra vez, logrando una gran tribu de compradores fieles.

¿Quieres saber cómo se hace? 

Entonces veamos en qué consiste y cuáles son sus fases:

¿Qué es un plan de inbound marketing? 

El inbound marketing es lo que podríamos llamar un embudo de ventas, recibe ese nombre porque primero nos encargamos de llegar a una gran audiencia, después parte de ese público va pasando por diferentes fases hasta convertirse en compradores. La analogía es muy similar a la que viven los líquidos dentro de un embudo y por eso se le conoce con ese nombre.

Para hacerlo correctamente debemos saber que se compone de 4 fases: 

¿Qué acciones componen un plan de inbound marketing? 

Las 4 fases de un plan de inbound marketing son atracción, conversión, cierre y finalización: 

Atracción

Esta fase consiste en atraer a la mayor cantidad de gente posible hacia nuestro negocio virtual, es decir hacia nuestras redes, nuestro blog o nuestra página web.

En este punto el público es todavía desconocido y tampoco sabe de nosotros. Para la fase de atracción se emplean estrategias de marketing de contenidos, SEO y estrategia de redes sociales. El objetivo es llegar a la mayor cantidad posible de gente con contenido que les resulte atractivo para conseguir el objetivo de esta fase que no es otro que “Atraer”. 

Conversión

La fase de conversión consiste en que el público que hemos atraído nos facilite su contacto, para convertirlos en nuestros suscriptores o añadir sus datos al CRM de la empresa.

En este punto se emplean técnicas como contenidos descargables gratuitos a cambio del correo electrónico de la persona, por ejemplo.

Cursos, E-books, o un tiempo limitado de prueba por un producto o servicio son estrategias de conversión muy poderosas. 

Cierre

Se da cuando el usuario ya nos ha facilitado sus datos y consiste en las técnicas de automatización que gestionarán sus datos para, por ejemplo, enviarle información de interés en el futuro a su correo electrónico o informarle de nuestros próximos lanzamientos, ofertas o descuentos.

Fidelización

La fidelización se da cuando la persona ya se ha convertido en nuestro cliente, y consiste en todas las acciones que implementamos con el objetivo de que esa persona vuelva y además nos recomiende. 

Solicitar su testimonio sobre la experiencia de compra con nosotros, ofrecer descuentos para una próxima compra y mantenerle informado de todas las novedades sobre nuestros productos son algunas técnicas de fidelización. 

Está fase es quizá la más importante, porque conseguir que un cliente te vuelva a comprar una y otra vez consigue mejores ratios en esfuerzo-beneficio, que el estar captando nuevos compradores constantemente. 

Como vemos en la primera fase tendremos a un gran número de personas, que irán siendo menos conforme pasen a las siguientes, de este estrechamiento en la audiencia es de donde viene el nombre de Inbound Marketing, técnicas muy fáciles para conseguir clientes que nos garantizan el éxito si las seguimos correctamente.